“El Mundo”: Les terrasses d’Enric Granados en el punt de mira dels veïns

Posted on Updated on

EG.png

LAS TERRAZAS DE ENRIC GRANADOS EN EL PUNTO DE MIRA DE LOS VECINOS

Los locales de la zona defienden su actividad y niegan hacer uso privativo del espacio

Nina Montagut. Barcelona

Con el calor y buen tiempo los barceloneses se animan a pasar las tardes en la calle. Gràcia, El Born o L’Eixample reciben muchos visitantes, sobre todo, durante las noches deverano. Y Enric Granados, una de las calles más cool de Barcelona, es campo de batalla de establecimientos y asociaciones de vecinos: restaurantes con jardines interiores, terrazas llenas hasta media noche y bares de copas hasta altas horas de la madrugada han llevado a los vecinos a quejarse del «jaleo» y ruido diario, en lo que antes se conocía como una calle tranquila.

Pero el problema va más allá. El alquiler de apartamentos a residentes extranjeros y turistas que vienen a pasar sus vacaciones ha provocado problemas con los vecinos. Una mujer que lleva viviendo más de 32 años en la calle asegura que «no respetan la ley. No tienen en cuenta ni a los vecinos ni los horarios en los que se permite poner música y hacer reuniones con amigos» y añade que «tendría que estar prohibido el alquiler de apartamentos a turistas o, por lo menos, consensuado por cada escalera».

Alberto Morcego, uno de los representantes de Sos Granados, la asociación de vecinos que intenta «mantener la esencia de barrio», cuenta que las terrazas son «perjudiciales para la circulación de peatones» y asegura luchar con el Ayuntamiento para mejorar la situación actual. Los problemas se extienden a los establecimientos de la zona por el imapacto de las terrazas y los restaurantes en las propiedades de alrededor.

Junto a la familia Messi, los hermanos Iglesaias, propietarios de locales como Espai Kru, han sido tema de conversación en el vecindario este pasado mes de julio debido a la apertura del nuevo restaurante Bellavista del Jardín del Norte. El local del número 86 de Enric Granados cuenta con un recinto de 1.000 metros cuadrados exterior que forma parte del interior de isla.

Los propietarios han tenido que aclarar que el jardín no se va a utilizar como parte del restaurante. Juan Carlos Iglesias asegura que su local «es de puertas para dentro» y quiere aprovechar el espacio del interior de isla para favorecerer los vecinos. «Hay gente que entra a ver el local y me pide salir fuera solo para ver el césped, porque llevan toda la vida viéndolo desde la ventana», cuenta Iglesias, quien llegó a ofrecer su terreno a Sos Granados para cualquier ocasión en la que los vecinos quieran celebrar algo. La asociación, con todo, desconfía y cuestiona lo que considera un uso privativo del espacio público.

El restaurante está en marcha y las terrazas permanecen pese a todas las quejas. El restaurante Alba Granados, que también tiene un papel importante y protagonista en la calle, ha sido otras de las víctimas de esta disputa entre vecinos y establecimientos. Míticos del bario como la taberna Merlot y el Cup and Cake también han luchado por mantener la parte exterior de sus locales. Habrá que esperar a la transformación final de la estética del barrio, ya sea con terrazas o sin ellas.

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s